Pasemos de la Evolución a la Revolución de la Educación

Ken Robinson plantea que hacemos un uso muy pobre de nuestros talentos, muchas personas pasan toda su vida sin ningún sentido de cuáles pueden ser sus talentos.

“Hay una segunda crisis climática, que es igual de grave, que tiene los mismos orígenes y a la que tenemos que hacer frente con la misma urgencia, esa es la crisis de los recursos humanos”

Jeremy Bentham dijo: “Hay dos tipos de personas en este mundo, los que dividen el mundo en dos clases y los que no”. Basándose en esta cita Ken Robinson plantea su propia división:

  • Las personas que no disfrutan lo que hacen, simplemente pasan sus vidas acostumbrándose, no reciben gran placer de lo que hacen, lo sufren en lugar de disfrutarlo y esperan que llegue el fin de semana.
  • Las personas que aman lo que hacen y no se imaginan haciendo otra cosa. Si les dijeran, “ya no hagas eso”, se preguntarían de qué les estás hablando. Ellos dicen: no es lo que hacen, es lo que ellos son. Son así, su esencia, su autenticidad.

La principal razón por la que exista esta diferencia es la educación, ya que esta aleja a las personas de sus talentos naturales.

Los recursos humanos son como los recursos naturales a menudo están enterrados, tienes que ir a buscarlos, no están simplemente tirados en la superficie, se debe crear las circunstancias donde ellos surjan por sí mismos, la educación debería ser el medio para esto, pero no lo es. Las reformas de educación que se están viviendo en el mundo no son lo suficiente, es más no tiene sentido, porque simplemente están mejorando un modelo obsoleto.

“Lo que necesitamos no es una evolución sino una revolución de la educación”

El gran problema de la revolución es la tiranía del “sentido común”, las cosas que las personas piensan que no puede hacerse de otra manera porque así es como debe hacerse. Todos nosotros estamos encantados con lo que simplemente damos por sentado como el orden natural de las cosas, cómo son las cosas. Hay cosas con las que nos encantamos en la educación. Déjenme darles un par de ejemplos. Uno de ellos es la idea de linealidad, que se inicia aquí, vas a través de un trayecto (jardín-escuela-universidad) y si haces todo bien, terminarás establecido para el resto de tu vida.

“La vida no es lineal, la vida es orgánica”

Estamos obsesionados con hacer que la gente entre a la universidad. No quiere decir que no deban ir a la universidad, pero no todos necesitan ir, y no todos necesitan ir ahora. Tal vez van más tarde, no de inmediato.

Las comunidades humanas dependen de una diversidad de talento, no una concepción única de la capacidad. Lo central de nuestro desafío es reconstituir nuestro sentido de la capacidad y de la inteligencia.

Esta cuestión de la linealidad es un problema. Muchos piensan que “La universidad comienza en el jardín”. No, no es cierto. El jardín empieza en el jardín.

“Un niño de 3 años no es la mitad de un niño de 6″. Ellos tienen 3 años.

El otro gran problema es la conformidad. Jamie Oliver plantea que hay dos modelos de calidad garantizada en el servicio de comida. Uno es el de comida rápida, donde todo está estandarizado. El otro es como los restaurantes Zagat y Michelin, donde nada es estandarizado, están adaptados a las circunstancias locales. Hemos comprado el modelo de comida rápida para la educación (modelo usado actualmente) y esto empobrece a nuestro espíritu y nuestras energías tanto como la comida rápida está agotando nuestros cuerpos físicos. Tenemos que reconocer un par de cosas aquí:

Una de ellas es que el talento humano es tremendamente diverso. Las personas tienen aptitudes muy diferentes.

Pero no sólo es eso, se trata de la pasión y de lo que entusiasma nuestro espíritu y nuestra energía. Si estás haciendo lo que amas, aquello en lo que eres bueno, el tiempo toma un curso totalmente diferente. Si estás haciendo algo que te gusta, una hora se siente como cinco minutos. Si estás haciendo algo que no se identifica con tu espíritu, cinco minutos se siente como una hora.

La razón por la que muchos jóvenes están abandonando las escuelas y universidades es porque no alimenta su espíritu, no alimenta su energía o su pasión.

Entonces tenemos que cambiar las metáforas. Tenemos que pasar de un modelo de educación, esencialmente industrial de manufactura, que se basa en la linealidad en la conformidad y agrupación de personas. Tenemos que pasar a un modelo que se basa más en principios de la agricultura. Tenemos que reconocer que el florecimiento humano no es un proceso mecánico, es un proceso orgánico.

No se puede predecir el resultado del desarrollo humano; todo lo que puedes hacer, como un agricultor, es crear las condiciones en que ellos comenzarán a florecer.

Se trata de personalizar a sus circunstancias, y la personalización de la educación a la gente que está realmente en las clases. Haciendo esto, creo que es la respuesta para el futuro porque no se trata de expandir una nueva solución; se trata de crear un movimiento en la educación en el que las personas desarrollan sus propias soluciones, pero con un apoyo externo, basado en un currículum personalizado.

“Tenemos que cambiar del modelo industrial a un modelo de agricultura, en el que cada escuela puede ser mañana floreciente. Ahí es donde los niños experimentan la vida. O en la casa, si es ahí donde eligen ser educados con sus familias o sus amigos.”

Te invito a ver el video de Sir Ken Robinson: ¡A iniciar la revolución del aprendizaje!.

¿Te sumas a la revolución de la educación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s